Recorrido por el pasado y el presente de la Semana Santa de Huéscar

 

Declarada Bien de Interés Turístico de Andalucía en 2006, la Semana Santa de Huéscar es una de las más antiguas de la provincia de Granada. El origen de las hermandades se remonta al siglo XV, época de la incorporación de este territorio a la Corona de Castilla.

Entre los siglos XVI y XVII se constituyeron varias hermandades y cofradías coincidiendo con la llegada a la comarca de navarros, aragoneses, castellanos y andaluces, algo que supuso una gran convergencia cultural. En la actualidad son varias las manifestaciones culturales que tienen sus raíces en ese remoto origen y que son las que han convertido a nuestra Semana Santa en una festividad única y de especial interés.

Gran parte de sus tradiciones y tallas poseen una importante impronta levantina, que en las últimas décadas se ha visto influenciada con fuerza por las tendencias más andaluzas.

Tradicionalmente la Semana Santa de Huéscar se concentraba principalmente en el Jueves y Viernes Santo, en los últimos años se ha ido modificando y ampliando hasta llegar a los 10 días que hay en la actualidad.

Existía un importante componente teatral en la Semana Santa oscense. Además de los pasos, propiamente dichos, era común encontrar niños vestidos de ángeles que acompañaban al Santo Sepulcro, o el que varios pasos girasen en torno al del Cristo de la Expiración en la mañana del Viernes Santo. La mayoría de estos actos han ido desapareciendo, perdurando sólo el de las “Caídas” en la mañana del Viernes Santo, uno de los momentos más esperados de la Semana Santa oscense, cargado de historia y tradición.

Los pasos eran más simples: las tallas eran portadas por cuatro horquilleros (hombres) que vestían con túnica manteniendo el rostro descubierto. Las procesiones se celebraban en riguroso silencio y sólo la Banda Municipal de Música intervenía en algunas. También se han sufrido adaptaciones en horarios, iniciándose algunas incluso al amanecer, como el caso de la mañana del Viernes Santo.

En las últimas décadas han aparecido nuevas hermandades y cofradías y se han introducido más costumbres andaluzas: capirotes, tronos portados por más de 20 costaleros u horquilleros, bandas acompañando a todos los pasos y, en especial, la incorporación progresiva de la mujer, cuyo ejemplo más claro será la constitución de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, fundada en 1985 y formada exclusivamente por mujeres.

La sociedad de Huéscar vive muy intensamente la celebración de la Semana Santa. Es habitual ver a mujeres paseando con teja y mantilla y a niños vistiendo la túnica de alguna hermandad.

La Semana Santa de Huéscar ha trascendido el ámbito religioso y creyentes y no creyentes se dejan tentar por la especial repostería: roscos fritos, borrachuelos, hojaldres, torrijas y leche frita son las principales. Hoy, aunque ya pueden adquirirse en el comercio, las familias siguen elaborándolos en casa de forma artesanal y manteniendo la tradición con una recetas que han pasado de generación en generación.

2s comentarios

  1. Me llamo Alfonso , y soy de un pueblo de la región de Murcia llamado Aledo. Me gustaría saber la procedencia de las letras de los siete dolores que incluyó el padre Camuñas en su exaltación mariana en honor de la Santísima Virgen de los Dolores el 1 de Abril de 2006.En mi pueblo llevamos cantando desde tiempos inmemoriales los Siete Dolores con ésta misma letra en la Hermandad de la Virgen de los Dolores y sería muy importante para nosotros saber el autor de la letra y música . Dándole las gracias de antemano reciban un cordial saludo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *